CICLO DE
LA VIDA




Bueno, pues en esta sección podrás enterarte de todo lo que ha ocurrido en la vida del protagonista de esta increíble saga: Simba, El Rey León. Desde su nacimiento, cuando era un cachorro y por todo lo que tuvo que pasar para llegar a ser rey, hasta la "boda" de su hija: la princesa Kiara, quien se encargara, junto con Kovu, de continuar el "gran ciclo de la vida".

Nota: Por favor ten paciencia mientras bajan todas las imágenes de la pagina (esto puede durar algunos minutos); créenos, vale la pena.




El ciclo comienza...



Es una mañana soleada en las praderas del reino de Mufasa, todos los animales se han reunido en torno a al roca del rey para observar la presentación del nuevo príncipe. Sobre la roca del rey se encuentran el rey Mufasa, su esposa Zarabi, y el simio Rafiki, encargado de hacer la presentación del príncipe.


Rafiki toma al pequeño y después de hacer un ritual en el que le pone la "marca del rey", se acerca al borde de la roca, y eleva al príncipe para que todos los animales del reino puedan verlo, puedan ver a su futuro rey.


Algo de tiempo ha pasado desde aquella mañana en que todos los animales conocieron al nuevo príncipe. Simba es ahora un travieso y aventurero cachorro, a quien su padre intenta hacerle comprender el significado del gran ciclo de la vida.


Además del rey Mufasa, la reina Zarabi, y el príncipe Simba, existe otro integrante en la familia real, el hermano mayor de Mufasa: Scar. Scar es un león ermitaño, quien no tiene ningún amigo, y que solo tiene un objetivo en la vida: ser el rey a como de lugar.


Pero Simba no esta solo en sus aventuras, siempre lo acompaña su mejor amiga: Nala, hija de una leona gran amiga de Zarabi. Estos cachorros siempre se han metido en muchos problemas a través de sus aventuras, pero están a punto de enfrentarse al mayor de todos los peligros en el reino y sus cercanías: las hienas.


Gracias a que Scar le habla a Simba acerca del cementerio de elefantes, al joven príncipe le entra una gran curiosidad por conocer las únicas tierras en las que el no sera el rey. Así, junto con Nala, se internan en el cementerio.


Cuando estaban a punto de ser devorados por las hienas, Simba intenta defender a Nala (aunque obviamente no pueda hacer nada), pero en ese momento llega Mufasa, quien se encarga de poner en su lugar a Ed, Henzi, y Banazai.


Después, cuando todos se dirigían a casa, Mufasa habla con su hijo, y le dice como un rey también puede tener miedo, y además le explica que todos los grandes reyes del pasado los cuidan desde las estrellas. Esa seria la ultima vez que Simba vería las estrellas con su padre; =(.


Esa misma noche, Scar habla con las hienas y las convence de que se hagan sus aliadas, y lo ayuden en su plan de asesinar a Simba y a Mufasa, a cambio de comida y de permitirles vivir en el reino.


A la mañana siguiente, Scar lleva a Simba al fondo del cañón, diciéndole que le tiene una sorpresa a el y a su padre. Después, Scar se aleja, y las hienas (sus aliadas), comienzan una estampida de Ñu's, que toma por sorpresa al pobre Simba.


Simba comienza a correr, intentando escapar de la estampida. Mientas tanto, Scar va con Mufasa y le dice de la estampida; Mufasa, Scar y Zazu salen a toda prisa hacia el cañón para rescatar a Simba.


Mufasa logra rescatar y poner a salvo a su hijo, pero el no tiene tanta suerte, ya que es arrastrado por la estampida; cuando logra salir, queda colgado de una de las paredes del cañón, arriba de el esta su hermano, quien en lugar de ayudarlo, lo lanza hacia la estampida.


Cuando pasa la estampida, Simba baja al fondo del cañón a buscar a su padre, pero lo encuntra muerto. Scar asusta a Simba diciendo que fue su culpa que Mufasa muriera, y le dice que se vaya del reino y nunca regrese. Simba se va corriendo de ahí, pero Scar le ordena a las hienas que lo sigan y lo maten. Simba logra escapar cayendo en unos arbustos de espinas, y se aleja corriendo del reino.


Despúes de huir, Simba conoce a dos graciosos personajes: Timón y Pumba, quienes le enseñan a vivir sin ninguna preocupación (Hakuna Matata), y gracias a ellos Simba logra olvidar lo que paso en la estampida.


Así, la vida de Simba transcurre sin ninguna preocupación, hasta que un día en la mañana, aparece una leona que intenta comerse a Pumba. Simba salta a su rescate y comienza una pelea entre el y la leona.


Simba se sorprende mucho cuando se da cuenta de que la leona que estaba cazando a Pumba es nada menos y nada más que Nala. A ambos les da una gran alegría volverse a encontrar, pero esa alegría pronto se transforma un tierno amor.


Nala le explica a Simba lo que Scar hizo en el reino, y se molesta mucho cuando Simba se niega a regresar con ella para ayudarla; Simba le tiene un gran miedo al pasado, a todos sus recuerdos.


Simba se encuentra muy confundido, y desesperado al no saber que hacer. Entonces se encuentra con Rafiki, quien se encarga de recordarle quien es en realidad, y lo convence de que regrese a reclamar lo que le pertenece.


Así, Simba regresa a su reino junto con Nala, Timón y Pumba, y se entristece mucho al ver lo que Scar le ha hecho a las tierras del reino, no hay agua, ni comida, y todo esta totalmente desolado.


Simba se dirige a la roca del rey, en donde reta a Scar para tomar su lugar como rey. La ira de Simba aumenta cuando Scar le confiesa que el fue el que asesino a su padre; Simba lo lanza hacia las feroces hienas, quienes se encargan de devorar a Scar, ya que las había traicionado diciéndole a Simba que todo había sido culpa de ellas para que le perdonara la vida. Así Simba se encarga de terminar de una vez por todas con la maldad de Scar.


Una vez muerto Scar, Simba es el nuevo rey, y para hacérselo saber a todos los animales, sube a roca del rey, desde donde comienza a rugir en señal de triunfo, al mismo tiempo, comienza a caer la lluvia, que se encargara de restaurar el reino.


Nuevamente a pasado el tiempo, y es el día de la presentación del nuevo cachorro de Simba, un ciclo más se ha cumplido, pero otro esta apenas por comenzar...





...el ciclo continua...



La presentación del nuevo cachorro se lleva a cabo en una mañana soleada, en la roca del rey. Junto con Simba, se encuentran la reina Nala, y sus dos inseparables amigos: Timón y Pumba.


Todo mundo se lleva una gran sorpresa cuando se enteran que el nuevo cachorro de Simba, es en realidad una niña.


El tiempo pasa, y la princesa Kiara se ha convertido en un travieso e inquieto cachorro, a quien le encanta explorar y aventurarse en las tierras del reino, y algunas veces más allá.


Es así como conoce a un cachorro de la manada de los forasteros, Kovu, a quien le salva la vida, ya que estuvo a punto de ser devorado por un inmenso cocodrilo.


Ambos cachorros comenzaban a jugar, cuando repentinamente aparecen sus padres (Zira y Simba), quienes de ninguna manera aprueban que estén juntos, ya que Kovu fue el elegido por Scar para continuar con su reinado cuando el muriera; pero cuando Simba tomó su lugar como rey, desterró a Zira y a Kovu (junto con los demás leones de la manada de Scar) fuera de las tierras del reino.


Además de Kovu, Zira tiene dos hijos más, quienes le ayudan en el entrenamiento y cuidado del joven heredero de Scar, ellos son Nuka y Vitani. Sin embargo, Nuka no es lo que podríamos decir: un ejemplo de amor hacia su hermano, de hecho le tiene un gran rencor por ser el "elegido".


Mientas Kovu es entrenado en las lejanías para algún día tomar el lugar de Simba como rey, Simba intenta hacer comprender a su hija la importancia del ciclo de la vida, y el significado de la frase "somos uno".


Kiara no entiende lo que se padre quiere decirle, y a diferencia de el cuando era cachorro, Kiara no esta muy emocionada con la idea de ser reina, porque cree que no es divertido.


El tiempo pasa rápidamente, y Kovu se ha convertido en un león grande y fuerte, cuyo único objetivo es vengar la muerte de Scar, y tomar el lugar de Simba como rey en las praderas.


Pero Kiara también ha crecido mucho, y ha llegado el día de su primer cacería, Kiara le hace prometer a su padre que la dejara cazar a ella sola, Simba se lo promete, pero manda a Timón y Pumba para que la vigilen. Cuando Kiara se da cuenta de que la siguen, se molesta mucho y se va cazar lejos de las praderas.


Pero Nuka y Vitani la estaban esperando, y cuando Kiara estaba lo suficientemente lejos de las praderas, inician un incendio, del que Kiara difícilmente logra escapar, al saltar a una roca que estaba cerca de ahí, pero cae inconsciente al suelo.


Kovu aparece y se encarga de rescatar a Kiara y de llevarla a las praderas, en donde una vez que recupera el sentido (y después de una pequeña discusión), se da cuenta de quien es el que la rescato.


En ese momento llega Simba, quien al ver a Kovu se enfurece y lo reta a una pelea, pero después de aclarar las cosas, y de que Simba se enterara de que Kovu le salvo la vida a Kiara, Kovu le pide unirse a su manada, Simba se encuentra muy confundido, pero permite que Kovu se vaya con ellos.


A la mañana siguiente, Kovu intenta enseñarle a Kiara la manera correcta para cazar, y por casualidad se encuentran a Timón y a Pumba, a quienes ayudan con un pequeño problema de aves que tenían.


Después de divertirse un buen rato, nuestros amigos terminan escondidos en una cueva (para escapar de unos rinocerontes), y al salir, Kiara y Kovu accidentalmente estuvieron a punto de besarse. Esa noche, observando las estrellas, Kovu y Kiara descubren su amor, pero Kovu tiene miedo de que Kiara lo rechace por lo que es en realidad.


Aquí es donde entra nuestro amigo Rafiki, quien se encarga de unirlos mediante: "ese lugar especial en su corazón, llamado: Upendi". Despues de oir la canción de Rafiki, Kovu y Kiara regresan felices a la roca de rey, convencidos de su amor. Esa noche, Simba le permite a Kovu entrar a la roca del rey, junto con los demás leones.


A la mañana siguiente, Simba se lleva a Kovu al lugar del incendio para hablar con él (por fin lo aceptara en su manada), pero de repente aparece Zira junto con los demás forasteros. Simba logra escapar de la emboscada (a costa de la vida de Nuka), pero cree que Kovu lo llevo directamente a esa trampa, por lo que lo destierra de su reino.


Kiara insiste en que Kovu es inocente, pero Simba esta muy molesto para escucharla; Kiara queda desconsolada, y decide escaparse para ir a buscar a Kovu.


Kiara tarda toda la tarde para encontrar a Kovu, pero por fin se encuentran en el desierto que esta en las afueras del reino. Kovu le propone que se marchen y que comiencen su propia manada, pero Kiara lo convence que su lugar esta ahí, con su manada.


Al regresar, Kiara y Kovu se encuentran con una batalla campal entre las dos manadas, pero logran interponerse entre sus padres cuando se disponían a pelear. Kiara convence a todo mundo que la guerra esta mal; y las leonas de la manada de Zira se unen a Simba, todas excepto Zira, quien intenta atacar a Simba, Kiara logra detenerla y ambas caen a un precipicio, Kiara logra salir, pero Zira (por rechazar la ayuda de Kiara) cae al fondo del cañón y muere.


Por fin Kovu y Kiara son libres para demostrarse su amor, y Simba ha aceptado a Kovu (junto con todos los demás forasteros) en su manada.


Simba, Nala, Kiara y Kovu, se acercan a la orilla de la roca del rey para rugir los cuatro juntos y demostrarles a todos los animales del reino, la importancia de "la unión fraternal". Por fin todo mundo ha entendido que "son uno mismo", y un ciclo más ha terminado, por ahora...






Volver a Varios